Categorias

Un árbol que da 40 tipos de frutas

DPy8qKHXcAEnNu2 40frutas2¿Es una escultura? ¿Es una maravilla de la jardinería? Es todo eso y se trata de un solo árbol frutal con múltiples injertos.

El escultor estadounidense Sam Van Aken concibió el “árbol de 40 frutas“como una especie de Frankenstein natural. El árbol, que ya ha sido plantado en distintas localizaciones en Estados Unidos, es producto de una idea que deseaba mezclar medios inusuales, algo muy habitual en los artistas. En este caso, en vez de pinceles y lápices, tenemos árboles y frutas.

El proyecto ‘Tree of 40 Fruit’, se compone de una serie de árboles frutales híbridos. A través del injerto, Van Aken, que también es profesor de arte en la Universidad de Siracusa en Nueva York (EE. UU.) ha cultivado más de 40 variedades de frutas como ciruelas, albaricoques y cerezas, en un árbol individual. Cada árbol produce 40 tipos de frutas de hueso, del géneroPrunus, que maduran secuencialmente de julio a octubre en este país.

Quería tener un árbol que floreciera en diferentes colores“, comenta Van Aken, que aprendió sobre los injertos cuando era niño. “Vi a mi abuelo hacerlo, y fue lo más mágico e increíble que he visto nunca. Cogió una rama de un árbol de melocotón y se la puso a otro árbol. Dijo, ‘espera aquí, y para la próxima primavera comenzará a crecer y se convertirá en otra rama’, y efectivamente eso ocurrió”.

Ese trasfondo familiar en la agricultura llevó a Van Aken al uso de este medio tan curioso para crear arte.

Desde que comenzó el proyecto hace unos ocho años, ha creado más de una veintena de árboles de 40 frutas, la mayoría ellos se encuentran en exhibición en América del Norte, ya sea en jardines comunitarios, museos o colecciones privadas (en Arkansas, Kentucky, Maine, Massachusetts, Nueva Jersey, Nueva York, Pensilvania…). Otros, han viajado a Suecia e incluso en China.

La intención de Van Aken es manipular la naturaleza para realzar su belleza. Este tipo de iniciativa tiene su condicionante: para ver si un injerto ha fructificado hay que esperar añosy hay que tener sumo cuidado con la poda y las zonas estratégicas en las que se colocan los injertos, así como trabajar en torno al ciclo de crecimiento de cada fruta que se emplea.

Las exhibiciones “The Tree of 40 Fruit” logran mejorar la belleza primaveral de un árbol, con flores que irradian un espectro de colores pastel vibrantes.

Ver los árboles en primavera todos los años, sigue siendo una sorpresa para mí. Cuando los ves florecer… están evolucionando, están cambiando. Cada año, cada árbol individual se vuelve diferente”, aclara Aken.

Aparte de los múltiples colores que muestran estos árboles híbridos, ofrecen toda una suerte de frutas en el mismo árbol: melocotones, albaricoques, ciruelas, cerezas, nectarinas… Como hemos visto, el artista ‘diseña’ cada uno de los árboles, seleccionando especies que florezcan y produzcan frutos en distintos momentos del año para aprovechar todo su potencial y belleza. Así, en una estación, crecen ciruelas y nectarinas; en otra albaricoques y cerezas y así sucesivamente.

La meta última de Van Aken es colocar pequeños huertos urbanos llenos de estos árboles por todo el planeta, algo que puede aumentar la diversidad de frutas en general, así como cumplir con su otro deseo de difundir su arte globalmente y que todo aquel que se tope con uno de estos árboles se haga preguntas sobre su origen.

Fuente: Muy Interesante


Leave a Comment

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>