Su nombre, “Xibalbaonyx oviceps”, es alusión a Xibalba, el inframundo maya identificado en las cuevas, a sus garras en griego onyx, y ovum en latín, por la forma de...

Leer Más...