BOSTON — El primer partido de esta anticipada Serie Mundial se destacará no sólo por ser el primer enfrentamiento en la era moderna de dos legendarias franquicias como los Boston Red Sox y Los Angeles Dodgers, sino también por ser uno de los mejores duelos de pitcheo en la historia de la postemporada, combinando a dos de los zurdos más laureados en los últimos años: Chris Sale y Clayton Kershaw.

Y aunque ambos pasaron tiempo en la lista de inhabilitados durante la pasada campaña regular, con Kershaw sufriendo de tendinitis en el bíceps y de molestias en la espalda, y Sale de inflamación de hombro, siguen siendo considerados los dos mejores lanzadores zurdos en Grandes Ligas.

“La consistencia es la clave y él ha sido tan consistente como cualquier abridor en el béisbol por una década”, dijo Sale en referencia a Kershaw, quien nunca ha lanzado en Fenway Park en sus 11 años en Grandes Ligas. “Obviamente su sala de trofeos está repleta, pero ha sido capaz de mantenerse constante y a ese nivel dominante durante mucho tiempo. Ves muchos altibajos con otros lanzadores, pero él ha estado en la cima desde hace mucho tiempo y es muy impresionante”.

“Será emocionante”, ofreció el estelar cerrador de los Medias Rojas, Craig Kimbrel. “Obviamente, Kershaw lo ha estado haciendo por un poco más de tiempo, pero ambos son los mejores lanzadores en sus respectivas ligas. Es emocionante tener ese enfrentamiento de zurdo contra zurdo aquí en Fenway Park, donde Kershaw nunca ha lanzado. Creo que la ventaja está de nuestro lado para el primer partido”.

El currículum de Sale no compara con los numerosos logros de Kershaw, lo cual incluye, entre muchos otros, siete nombramientos al Juego de Estrellas, tres premios Cy Young y un galardón de Jugador Más Valioso en 2014. Kershaw además tiene muchísima más experiencia lanzando en playoffs, con 28 partidos de postemporada y 141 entradas con efectividad de 4.09.

Kike Hernández: ‘Nos toca ganar a nosotros’

El utility boricua de los Dodgers, sobre el hecho de enfrentar a su compatriota Alex Cora por el título de la Serie Mundial.

Pero en los últimos años, en particular debido a las múltiples lesiones sufridas por Kershaw, Sale ha llegado a ser considerado el mejor zurdo en Grandes Ligas. A pesar de que aún no ha ganado un premio Cy Young, en sus últimas cinco temporadas Sale siempre ha quedado entre los primeros cinco lanzadores en votación.

El también siete veces All-Star fue el líder en ponches de la Liga Americana en 2015 y 2017, llegando a la cifra de los 1,500 ponches en la menor cantidad de entradas lanzadas en la historia de las Grandes Ligas (1,290). Sale, quien jugó las primeras cinco campañas completas de su carrera con los desavenidos Medias Blancas de Chicago, tiene una experiencia limitada en playoffs, con marca de 1-2 en cinco partidos y efectividad de 5.85 en apenas 20 entradas lanzadas.

Sale subirá a la lomita de los Medias Rojas por primera vez desde que fue hospitalizado por molestias estomacales después del primer partido de la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

El zurdo lanzó sólo cuatro entradas en ese inicio de la serie, donde permitió dos carreras limpias y un hit en la eventual derrota de los Medias Rojas. Sale además registró un inusual número de cuatro bases por bola, aunque alegó que su falta de control no estaba en lo absoluto relacionada con su más reciente inflamación de hombro ni con las molestias de estómago.

Tras ser dado de alta, Sale se reunió con el equipo en Houston y estaba programado para lanzar el sexto partido contra los Astros, el cual resultó no ser necesario, con los Medias Rojas barriendo los tres juegos disputados en Minute Maid Park para ganar el banderín de la Liga Americana cuatro victorias contra una.

Sale enfatizó que estaba saludable y preparado para lanzar ese sexto partido, al igual que lo está para su debut en la Serie Mundi“Si estoy sobre el montículo, estoy al cien por ciento”, puntualizó. “Siempre aprovechamos para descansar cuando podemos tener algunos días libres. Descansar un poco más es algo bueno para todos. Estaba listo para lanzar entonces y estoy listo para lanzar ahora. Deseoso de que ya llegue el momento”.

No obstante, la realidad es que Sale no ha estado a un cien por ciento desde principios de agosto, cuando fue colocado en la lista de inhabilitados por su lesión de hombro, después de lo cual se ha visto una disminución de 5-6 millas en la velocidad de su letal recta. En agosto, Sale era un fuerte candidato al Cy Young de 2018 con marca de 12-4 y efectividad de 1.97, pero terminó lanzando sólo un total de 17 entradas en los últimos dos meses de la temporada regular.

“En cuestión de descanso pienso que le va a beneficiar en un cien por ciento”, explicó el receptor venezolano Sandy León. “En cuestión ya de lanzar en el juego es muy diferente. Tiene tiempo que no lanza y todo. Ya veremos cómo él viene. Pero en cuestión de descanso lo beneficia muchísimo. Él va a competir, él va pelear y va a dar el cien por ciento. Para él también es un sueño estar en una Serie Mundial”.play

Yasiel Puig le resta importancia al Fenway Park

El jardinero cubano de los Dodgers nunca ha jugado en el estadio de Boston. Este martes tendrá la oportunidad de estrenarse allí, en el Juego 1 de la Serie Mundial.

“Van a ver un Chris Sale el mismo de la temporada. Si no tiene las millas, tiene su slider y su cambio, que lo pueden ayudar en el juego. Comoquiera sigue siendo uno de los mejores en Grandes Ligas y va a sacar outs”, destacó el cátcher puertorriqueño Christian Vázquez. “Estar en la Serie Mundial es especial para todo el mundo y más enfrentarse a Kershaw que tiene una trayectoria tan buena; va a ser un tremendo juego”.

Sale a la vez reconoció a León, quien el dirigente Alex Cora anunció que titulará por encima de Vázquez en el primer partido, como integral para su éxito esta temporada.

“Tirarle a (León) es fácil. Es muy tranquilo; estudia mucho y trabaja mucho. Nunca hay pánico. Nunca hay sentido de urgencia”, explicó el zurdo. “Tenemos mucha suerte de tener a quien tenemos en la receptoría también con Vasky (Vázquez) y Sandy e incluso Swihy (Blake Swihart). Todos trabajan duro y esperan ser mejores cada partido. Y para mí, personalmente, confío en mi receptor para básicamente todo, para el informe técnico, para llamar los pitcheos. Es más fácil cuando tienes a personas en las que puedes confiar y simplemente salir y seguir tu plan para el partido, y estaremos listos”.