Categorias

¿NUEVOS PARTIDOS, PARA QUÉ?

DE FRENTE Y DE PERFIL
RAMÓN ZURITA SAHAGÚN
En poco tiempo sabremos la resolución de las autoridades electorales sobre la autorización para la creación de nuevos partidos políticos, los que reúnan todos los requisitos podrán competir en los comicios del 2021, en lo federal.

Del pasado proceso electoral de julio de 2018, el saldo arrojó la desaparición de dos partidos Encuentro Social y Nueva Alianza. El primero de ellos cuenta con bancadas en ambas cámaras del Congreso federal y el segundo tiene algunos pequeños destellos de diputados en algunos estados del país.

Sobrevivieron siete: Movimiento de Regeneración Nacional, Acción Nacional, Revolucionario Institucional, del Trabajo, Movimiento Ciudadano, Verde Ecologista de México y de la Revolución Democrática. Alguno de ellos podría perder su registro en la siguiente contienda federal, a celebrarse en 2021.

Con todo y ese cúmulo de organizaciones políticas, seguramente otras más se sumarán a la contienda para formar parte del abanico de opciones que los ciudadanos tendrán para elegir a sus representantes.

Es sumamente conocido que en México, muchos de los partidos políticos son usados por sus fundadores como cotos de poder, para acceder a cargos políticos ellos, sus amigos y familiares.

Con todo y ello logran su subsistencia, tras muchos años de mantenerse con poco más allá de los sufragios necesarios para su permanencia.

Salvos dos excepciones, los gobiernos de los estados han sido ganados solamente por PRI, PAN, PRD y ahora MORENA. el MC consiguió bajo el título de Convergencia el triunfo en Oaxaca y ahora en Jalisco, con su nuevo nombre. El Verde, con el auxilio del PRI alcanzó la victoria en Chiapas, con un candidato que de verde se convirtió en aliado del PRI y luego cambió su semblante de Güero a Moreno.

Tres de esos partidos son considerados con el férreo control de una sola persona o familia: Movimiento Ciudadano, del Trabajo y Verde Ecologista de México, aunque en uno más, Movimiento de Regeneración Nacional, existe una voz por encima de todas las demás.

Dante Delgado, Alberto Anaya y Jorge Emilio González y familia, son las cabezas que mueven esos partidos, desde su fundación, con todo y que dos de ellos (PT y PVEM) perdieron sus registros e inmediatamente recibieron una nueva oportunidad. En MORENA todo se mueve al compás del fundador del partido, aunque ahora en su carácter de Presidente de la república, se deslinda del mismo.

Ahora con la apertura para la fundación de nuevos partidos políticos, asoman visos de algunos que pretende repetir historias del pasado y del presente.

En Coahuila, Rubén Humberto Moreira Guerrero, hijo de Humberto Moreira y sobrino de Rubén Moreira, ambos ex gobernadores de Coahuila, tendrá su partido político “Unidos” con registro local y quien podrá participar en los comicios del año próximo.

De esa forma, el nuevo partido político tendrá derecho a las prerrogativas gubernamentales que superan los 200 mil pesos mensuales.

Por lo pronto, en Coahuila ya se autorizó al hijo y sobrino de ex gobernadores del estado, a nivel nacional se verá cuántos partidos más y cuáles de ellos pertenecen a personajes derivados de familias políticas.

Con todo y ello, los ciudadanos se siguen preguntando, para qué tantos partidos, si la mayor parte de ellos son rechazados en las urnas.
Email: ramonzurita44@hotmail.com


Leave a Comment

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>