Categorias

¡Namiko: acoso esperado!

AL PIE DE LA LETRA

Raymundo Jiménez

Por la ruda reacción de los yunistas incrustados en la Fiscalía General del Estado en contra de la presidenta de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Veracruz (CEDHV), Namiko Matsumoto, se nota que la Recomendación 25/2019 que la semana anterior dirigió este órgano autónomo a la FGE y a la Secretaría de Seguridad Pública “en carácter de responsables” por los “actos de tortura y otros tratos crueles inhumanos y degradantes cometidos en perjuicio de una persona privada de su libertad” no sólo irritó sino que preocupó sobremanera al fiscal Jorge Winckler, cabeza de playa del yunismo en la nueva administración estatal de MORENA.

Y es que aparte de presuntas amenazas y del hackeo de teléfonos, este lunes Yamiko fue objeto de una campaña negra a través de videos y textos que circularon en las redes sociales para tratar de desacreditarla, difundiendo, por ejemplo, que su hijo Luis Augusto Urbina Matsumoto “fue contratado el 1 de febrero del 2019 por la Secretaría de Seguridad Pública, encabezada por Hugo Gutiérrez, uno de los funcionarios estatales que más críticas ha vertido en contra del Fiscal General, Jorge Winckler.”

También refirieron que la presidenta de la CEDHV “fue designada por el ex gobernador Javier Duarte y apenas el viernes pasado emitió una recomendación en contra del enemigo político número uno del gobernador Cuitláhuac García Jiménez, por una supuesta tortura en contra de Gilberto Aguirre, ex director de Servicios Periciales en el sexenio de Duarte de Ochoa, y quien permanece en prisión por el delito de Desaparición de Personas.”

Pero Namiko, a pesar de haber sido propuesta por Duarte al Congreso local para presidir la Comisión de Derechos Humanos logró cohabitar con el yunismo a diferencia del ex fiscal duartista Luis Ángel Bravo Contreras, quien no sólo fue echado anticipadamente de la FGE por Yunes sino que terminó encarcelado.

Matzumoto estableció tan buena relación con Winckler que le recomendó a su hijo putativo Luis Eduardo Coronel Gamboa como Fiscal Especializado para la Atención de Denuncias por Personas Desaparecidas. Coronel había colaborado con ella siete años; primero, en 2010, en el Programa de Derechos Humanos de la UV, luego en la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas y finalmente, en 2017, como secretario ejecutivo de la CEDHV.

Ahora, paradójicamente, el actual Fiscal Regional de Xalapa resultó ser una pieza clave en la recomendación de la CEDHV que podría derivar no solamente en la destitución de Winckler, pues en la investigación del órgano autónomo se acredita que durante las madrugadas de abril y mayo del 2018 “ingresó personalmente al penal de Pacho Viejo (…) sin dejar constancia en los filtros de seguridad con la finalidad de fabricar pruebas mediante actos intencionados de sufrimiento, es decir, tortura”, considerado “como un delito grave por el derecho internacional”, de lesa humanidad, por lo que si los abogados de la víctima recurren a la Fiscalía General de la República ésta podría proceder en contra de Winckler, de Coronel y hasta de Yunes Linares.

Pero aparte del caso de Gilberto Aguirre, lo que debe preocupar también al fiscal yunista es lo que presuntamente estaría declarando ante el Ministerio Público Federal “El Lagarto”, uno de los principales sicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación implicados en la matanza de 13 personas en Minatitlán.


Leave a Comment

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>