Categorias

Los ‘huevazos’ de ‘El Peje’

Jesús Te AmpareEl Peje, en su más reciente visita a Veracruz, cambió la tradicional guayabera jarocha por su uniforme de beisbolista.

Como manager y cuarto bat del equipo MORENA, adivinó hábilmente cada lanzamiento del pitcher adversario: rectas, curvas, sliders, screwballs, chifletas, mentadas de madre y hasta los huevazos de gallina ponedora proyectados desde el montículo azul.

Una polémica y casi septuagenaria fanática, recluida en un hospital-prisión de CdMex, aplaudía con regocijo cada jugada ejecutada por el hijo predilecto de Macuspana.

La otrora poderosa dirigente magisterial solicitó para tal evento, una pantalla gigante para analizar las “señales” enviadas por el tabasqueño.

Practicar el Rey de los Deportes desde muy joven, mantiene a López Obrador en condiciones físicas envidiables.

Afortunadamente no recibió ningún impacto del producto de ave de corral, y en contraste, siguió sembrando política para obtener una buena cosecha de votos el 4 de junio.

Andrés Manuel sabe que Veracruz es un bastión de primer nivel para consolidar su carrera política rumbo a la Presidencia.

Por eso su presencia es constante y sonante desde la cuenca del Pánuco, hasta las Choapas.

Y volverá pronto a tierras veracruzanas para impulsar a los 212 candidatos de MORENA para las alcaldías.

El Peje, es un personaje alejado de la ortodoxia política.

Se ha distinguido por su lenguaje florido que atrae a la gente, al pueblo.

Hoy, del brazo de MORENA, se enfrenta a “la mafia del poder” en busca de la máxima posición política de la Nación.

Incansable, habilidoso y dicharachero.

Implacable con los corruptos y traidores.

Un hueso duro de roer.

A sus adversarios, les dice: “entregan despensas, frijol con gorgojo, pollos, patos, chivos, borregos, puercos, cochinos, marranos y cerdos”.

De manera elegante y con espléndida sorna los responsabiliza del atraco financiero, la podredumbre, la injusticia e inseguridad que padece la sociedad veracruzana.

Y le ha funcionado. Es el político mejor posicionado en las encuestas para la carrera presidencial en 2018.

No cabe duda que Andrés Manuel es un auténtico “animal político”.

Todo lo que hace o deja de hacer, todo lo que dice y lo que calla, tiene que ver con la función pública.

Pero, según él, siempre dice lo que piensa porque su pecho no es “bodega”.

El Peje ha estado siempre inmerso en los escenarios políticos.

Vive para la política.

Como es el único candidato en campaña, algunos lo ubican en los cuernos de la luna y comentan que su triunfo será irreversible.

Tiene millones de simpatizantes que lo siguen con una fidelidad ciega.

los huevazos-jta

Sin embargo, algunos le aplican la máxima de que “El Peje por su boca muere”, y que además tiene dos grandes debilidades.Su incontinencia verbal (no tiene pelos en la lengua) pues aseguran que el principal enemigo de El Peje es el propio López Obrador.

Y que sus decisiones son autoritarias e intolerantes sobre todo aquellas relacionadas con “sus candidatas”.

Este año ha tenido algunas expresiones “políticamente innecesarias” que lo pusieron en el ojo del huracán.

Solicitó al PRD, PT y Movimiento Ciudadano, partidos a los que ya había mandado al archivo de los desleales, declinaran de facto por Delfina, como condición para hacer alianza en 2018.

Edomex y Veracruz son de gran envergadura en el escenario político-electoral, y quien añore la Primera Magistratura del país, no se puede dar el lujo de perder estas joyas de la corona nacional.

Al Peje no le preocupa que su incontinencia verbal lo meta en problemas.

Está seguro que con argumentos certeros y ávidos en el electorado, éstos lo mantendrán en su ánimo.

Y, además, por lo ecuánime que aparenta ser, no le afecta el proverbio que reza: “El PEJE, por su boca muere”.

Sabe su juego, conoce el campo de batalla y sabe con quién se subiría al ring.

No lo hará con cualquiera, por más huevazos que le manden.


Leave a Comment

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>