Categorias

La Columna

-En política nada está escrito, pero el daño es irreversible
-Muchos discuten apasionadamente y a los precandidatos ni los conocen
-Los malos gobiernos provocan la derrota de sus partidos

Por: Fanny Yépez

Nada está escrito en política, pero el daño es irreversible

Nadie se puede decir sorprendido por lo que está pasando en las preferencias electorales, porque todos los niveles de gobierno, los distintos partidos políticos y todo el pueblo de México sabíamos que este año habría elecciones, dejaron pasar el tiempo con las mismas condiciones y ahora les entró la prisa, pero ya es muy tarde, ya la tienen muy difícil y los mexicanos estamos hartos, tal vez un poco más los veracruzanos, por tantos crímenes que se registran diariamente.
El miércoles de esta semana la cuenta fue de más de 16 muertos, el asalto a comercios y a un banco en la ciudad de Xalapa, pero así son generalmente los días en el estado de Veracruz y otras entidades, que se han pintado de tinta sangre, sin encontrar la solución al problema.
La delincuencia ha sido el eje, que a su rededor detiene todo tipo de desarrollo y es por eso que no hay inversiones, por ende no hay empleo y no hay dinero. Esa es la realidad que se vive en este momento.
De esa escasez de dinero casi nadie hace encuestas, tal vez la Secretaría de Economía tenga alguna información técnica, pero no hace falta cuando vemos que los pequeños negocios, que viven al día, no tienen ventas o las tienen muy bajas y me refiero a los que venden pollo, verduras, fruta, carne y otros productos del consumo diario, que me comentan que no han podido regularizar su situación porque disminuyó la clientela.
Me platicó un productor de miel (apicultor) de la zona de Coatepec, que con mucha frecuencia mueve sus cajones para atraer las abejas según la floración y que eso ha venido haciendo desde hace más de 20 años, pero que en los últimos cinco años ya resulta incosteable, porque se roban esas colmenas cuando están en plena producción.
Observaron que se las llevaban por la noche y decidió junto con sus socios y amigos, montar guardia para ver qué es lo que estaba pasando, alguno de ellos se llevó una arma, por si era necesario espantar a los rateros, pero un día, a las 12 de la noche vieron cuando llegaron dos camionetas grandes y un carro de carga, de tal forma que mientras unos hombres cargaban esos cajones, otros los cuidaban pero con armas largas en un operativo bien montado.
Ellos solo se quedaron escondidos en silencio, no había nada que hacer y por supuesto no pudieron enfrentarlos.
Algo que para muchos es completamente desconocido, perjudica de manera directa a un importante sector.

Muchos discuten apasionadamente y los precandidatos ni los conocen
Como este caso debe haber muchos que no conocemos con precisión, solo cuando los denuncian como los atracos a las tiendas de conveniencia OXXO, que también las agarraron por su cuenta los asaltantes, atacando de paso a la clientela.
Así es que ese escenario es el que ha provocado, desde ahora, las tendencias en las próximas elecciones y lo peor es que los que sienten que no levantan, se están enojando todos los días en las redes sociales, donde discuten con otros, aunque en muchos casos, los precandidatos ni siquiera los conozcan.
La pasión de la política debe ser, seguramente, una condición natural en el ser humano que sin darse cuenta tiene a su favorito que defiende como defiende a su equipo de futbol, al grado que hemos visto en las noticias como se han agarrado a golpes en el estadio o en el bar, donde se presentan fuertes discusiones.
La votación siempre ha sido sorpresiva hasta en las elecciones de los dirigentes sindicales, porque cuando supone un grupo que ya la tiene ganada, los resultados son adversos y se comienzan a hacer las conjeturas quien o quienes fueron los que traicionaron y en algunos casos los llegan a identificar pero de nada les vale.
Así es que la fecha se acerca cada vez más y mientras que algunos tratan de mantener el mismo ritmo de crecimiento, otros sufren haciendo números para llegar a empatar cuando menos y pelear en los tribunales. Pero los que van arriba no están dormidos y siguen fortaleciéndose.

Los malos gobiernos provocan la derrota de sus partidos
Los malos gobiernos han dejado huella de cómo han perjudicado a los partidos de los que provienen, las acusaciones que desde el inicio de su administración se hicieron del ex alcalde de San Andrés Tuxtla, Manuel Rosendo Pelayo, trajo como consecuencia el triunfo de un candidato sin partido, un candidato independiente como Octavio Pérez Garay.
Por cierto que al ex Alcalde, la Fiscalía General del Estado lo tiene en la mira para que responda por todo el daño patrimonial y sí que suman varios millones de pesos, de los que tendrá que dar explicaciones.
La ambición desmedida es la que los transforma y hasta la forma de caminar cambian, pero no ven las consecuencias que van a tener y ahora es cuando busca la forma de solventar todos los señalamientos.
El municipio de Veracruz perdió por primera vez después de que el alcalde fue Efrén López Meza, el descuido y mala administración fue deprimente y el pueblo le pasó la factura al PRI por primera vez en el primer Ayuntamiento de América. En esa ocasión ganó el Flamer mayor, Roberto Bueno Campos, quien fue postulado por el PAN.
La primera vez que el PRI perdió el municipio de Boca del Río, fue cuando lo presidió Ubaldo Flores Alpizar (QEPD) y lo ganó el panista Ángel Rafael Deschamps Falcón, las razones fueron las mismas, incapacidad para gobernar y de ahí vino la debacle.
Vicente Fox Quezada llegó a la presidencia de la República cuando el pueblo estaba completamente desilusionado, desgastado y parecía la novedad esa forma como se comportaba quien sería el primer presidente panista, después lo siguió el otro panista, Felipe Calderón Hinojosa y debido a sus malas estrategias para combatir la delincuencia organizada, volvió a los Pinos el PRI, con Enrique Peña Nieto.


Leave a Comment

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>