Categorias

¡Froylán Flores Cancela y los más de 40 años de Punto y Aparte!

Benjamín Domínguez Olmos

* Fruto del empeño e imaginación de un puñado de colaboradores

* Órgano informativo, de comentario y de análisis, plural y crítico
* Su enseñanza profesional: “vivir para luchar y luchar para vivir”
* Consigna: “enterar de cuanto sucede, solamente como sucede”

Cuarenta años y cinco meses después de salir a la luz pública PUNTO Y APARTE, falleció, a los 84 años de edad, su director general y fundador, Froylán Flores Cancela, quien precisó, en la  presentación del periódico, que nacía para sumarse a las publicaciones existentes, en ese entonces, en la capital Jalapa, como fruto de las circunstancias a las que se tuvo que abrazar, con “la aspiración única, e indeclinable, vivir y luchar: vivir para luchar y luchar para vivir”.

Nace como bisemanario , en las rotativas e instalaciones del periódico El Día, en la capital del país (con fecha 2 de octubre de 1978), manteniendo una línea plural y crítica, conviviendo en sus páginas, en donde en algunas ocasiones también con respeto han reñido, las más disímbolas plumas en temas económicos, políticos y sociales.

“PUNTO Y APARTE emerge como producto de la solidaridad moral que vivifica, que enaltece y a cuya altura y gesto jamás se podrá estar, y del apoyo de un grupo de personas que pensamos en la posibilidad de que, en el encuentro histórico y dentro del marco mismo de la modestia, puede existir un órgano independiente de información, de análisis y de comentario del quehacer cotidiano”, expresó en el editorial Flores Cancela, quien agregó:

“Nada que se aparte del entusiasmo que se renueva, del empeño que acera el espíritu y de la imaginación de un puñado de colaboradores -todos ellos de reconocida solvencia ética e intelectual- ha materializado el proyecto que hoy cobra forma y fondo: pretender, si las circunstancias lo permiten, un periodismo que se traduzca en propósitos que animen la crítica. La crítica que propende a la elevación, al esclarecimiento y que, de algún modo, contribuya también en su medida por pequeña que esta sea, a la edificación de una sociedad donde se manifiesten, en lo que de conciliable tengan, la Libertad de Expresión y el Derecho a la Información, factores, como tantos otros, contemplados por la Constitución General de la República, de los cuales, por ningún concepto, se puede ni se debe abdicar”.

Líneas abajo, el fundador del periódico que se editaría quincenalmente, pero que antes de cumplir cuatro meses se convirtió en semanario, puntualizó:

“Sin esas razones -verdaderas, reconfortantes y plenas de estímulo- no hubiera sido posible la aparición de esta tribuna periodística que, en la dimensión de su tiempo y espacios profesionales, acaso tratará de conseguir, en la batalla que obligadamente va a librar, el tamaño de los problemas que afrontará y los obstáculos que se propone superar”.

Quien se nos adelantó en el camino sin retorno que, unos antes y otros después, habremos de transitar, acotaba:

“PUNTO Y APARTE busca, y lo hará siempre en cualquier condición, informar, analizar y comentar el curso de la instantaneidad de nuestros días en el medio que habremos de hacer acto de presencia sin más pretensión que la que Ranke señalara: enterar de cuanto sucede, solamente como sucede”.

Era gobernador de Veracruz, Rafael Hernández Ochoa, quien alentó y garantizó en su administración la libertad de expresión, y quien saludó la aparición del hebdomadario no obstante que en su primera edición la cabeza principal refería “Coatepec, arrasada por la responsabilidad”, donde en una nota amplia y detallada, con gráficas, se daba cuenta que la obra para pavimentar las avenidas  Constitución, Jiménez del Campillo y Zaragoza, las lluvias tenían convertido, el circuito para ingresar y salir de la tierra de María Enriqueta, en el más infernal de los lodazales; que los coatepecanos pasaban las de Caín para atravesar de una a otra acera; amén de que las constructoras contratadas eran propiedad de un alto funcionario de la administración estatal de la época.

En el primer número, aparecieron colaboraciones de Ofelia Alfaro, José Luis Melgarejo Vivanco y Manuel Zorrilla Rivera, sobre los acontecimientos de 1968; un trabajo de la redacción sobre lo que ocurría en Jalapa, “Diez años después” del movimiento estudiantil; Raúl Prieto (Nikito Nipongo) daba una exclusiva y  luego ilustraría cotidianamente con su sección Perlas Japonesas; el artista gráfico Alberto Beltrán colaboró permanentemente con un cartón político; Sergio González Levet firmaba una entrevista realizada a Huberto Batis.

Participaron también en el número uno: Angel J. Hermida Ruiz, Carlo Antonio Castro, Marcelo Ramírez, Pedro Coronel Pérez, Raúl Ladrón de Guevara y Rafael López; así como las columnas Casi a la medida, de Ferreiro Castelar; De deporte, de Ulises A. Marte (Homero Guerrero Alvarado) y Presencia, de quien esto escribe. En la corrección apoyó Enrique Cerón Morales y en la diagramación, el maestro Rafael Medina. Varios de ellos, al igual que nuestro director general, partieron ya al viaje sin retornó.

El bisemanario, daba cuenta de la primera visita de un Presidente, José López Portillo, a Espinal, enclavado en la sierra de Papantla; del reconocimiento a la obra del DIF Veracruz que presidía Teresa Peñafiel de Hernández. De una entrevista a un benefactor de Jalapa, el empresario Justo F. Fernández; de la inauguración del Hotel Xalapa, y los cinemas Claudio Estrada y Carmela Rey, del IPE, del que era director José Luis Lobato Campos, entre otros.

Para el número 2, se anunciaban colaboraciones de Francisco Martínez de la Vega, el caricaturista jalapeño Helio Flores, Manuel Maples Arce, Jorge Rufinelli, Dolores Plaza, Carlos Juan Islas y Rafael Junquera.

A más de 40 años de su fundación, PUNTO Y APARTE, ahora diariamente  en las redes sociales, acordes a la modernidad por la que transita el mundo, continúa vigente manteniendo la línea editorial plural y crítica, que marcó nuestro director general y fundador Froylán Flores Cancela, a quien con gratitud en forma permanente habremos de recordar y honrar su legado.

Desde este espacio, nuestra sentida condolencia a su esposa,  hermanos, sobrinos y demás familiares, en esta hora de dolor.


Leave a Comment

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>