Categorias

¡El Veracruzlandia de Cuitláhuac!

PLANA MAYOR

Gaudencio García Rivera

Sin pena ni gloria pasaron los cien días de la gestión del góber morenista en Veracruz, Cuitláhuac García. Sus apologistas evalúan que es y ha sido asombroso cómo ha superado la crisis social. Como a los dioses el Olimpo lo veneran.
Pero sólo los miopes no ven que Veracruz está en llamas, la brutal debilidad en seguridad pública inhibe la chispa de los programas sociales. El campo minado que dejó sembrado su antecesor MAYL no ha podido ser desactivado.
La grave crisis de inseguridad pública se concatena en todos los niveles del aparato político estatal. Las inversiones y el turismo se repliegan, huyen. Hay miedo, temor e incertidumbre del infierno veracruzano.
El imaginario colectivo se quedó con las ganas de escuchar el informe de los 100 días de Cuitláhuac, no para aplaudirle, sino para reclamarle que no haya restañado heridas con sus adversarios políticos, que sume sin divisiones, ni odios, ni exclusiones.
La unidad, por encima, de las diferencias ideológicas y de las animadversiones, no existe. Actúa igual que sus antecesores del PRI y del PAN. No crea las condiciones políticas y morales para construir la nueva credibilidad ciudadana, erosionada por las gestiones del PRI, PAN y PRD.
Se quedó rezagado de los informes del presidente AMLO y de la jefa del Gobierno capitalina, Claudia Sheinbaum, por los 100 días del mandato, sobre todo, porque pertenecen al mismo partido: Morena. Tenía amplios temas que informar, pero prefirió la frivolidad, la puerilidad y futilidad con la inauguración de una ‘fuente’ en Xalapa.
Pero Cuitláhuac está en otro mundo, en el Veracruzlandia que le venden sus brillantes asesores. No escapa a la adulación y a los elogios de su cofradía, que en su momento, acabaron pervirtiendo Fidel Herrera, Javier Duarte y Miguel Ángel.
Para el góber no existe el Veracruz de carne y hueso. Más de 450 crímenes dolosos y 51 feminicidios, según la bitácora del SNSP y del INEGI, son el mayor blasón de su atinada gestión de diciembre a marzo de 2019.
La descomposición social y el estado en llamas la justifica de sus antecesores. La caja de Pandora del aparato político estatal es una auténtica bomba de corrupción, impunidad, ineficiencia, desgaste institucional y del deterioro del discurso oficial.
Las grandes decisiones del parteguas político están en manos de mercachifles y personeros mediocres, con una vocería que es como la carabina de Ambrosio: no sirve para nada y es un cero a la izquierda.
Pero el góber está empeñado en vivir su fantasía, en su entelequia, en Veracruzlandia. La lucha anticrimen está haciendo agua. La corrupción policial y política florece en toda expresión porque no hay una limpia a fondo.
Los aumentos salariales y estímulos a los cuerpos policiacos son paupérrimos, una bofetada. Los acosos a la infantería, castigos y antagonismos están a la orden del día, pero los mandos medios de la SSP y de la mayoría de las dependencias del aparato político estatal, no se las regatean, gozan de generosas compensaciones. El sello de la gestión morenista.
Los cuerpos de inteligencia han sido rebasados por los cárteles de la droga. Superar la crisis de inseguridad pública le tomó al exalcalde de Nueva York, el republicano Rudolph Giuliani, “endurecer las penas, bajar la imputabilidad a los menores, tomar una decisión política y terminar con la corrupción para lograr una ciudad segura”
Giuliani dice que si tienes problemas a corto plazo, no lo puedes resolver a largo plazo. “La educación no va a resolver el problema actual de la delincuencia”. “La mejor solución para bajar el delito es tomar más medidas a corto plazo”, sostiene.
La pobreza ha sido el talón de Aquiles de todos los gobiernos que le echan la culpa de todos los males endémicos, pero según el tutor de la política de “cero tolerancia” en el mundo, “si quieres reducir la pobreza, va a tardar demasiado tiempo para lograr tener un efecto en la delincuencia, te vas a pasar viviendo los próximos 15 años con este problema”.
“La mejor solución para bajar el delito es tomar más medidas a corto plazo. La reducción de la pobreza y la solución de las condiciones sociales es a largo plazo”, dice Giuliani.
En otras palabras, el gobierno de Cuitláhuac, no puede dejar a largo plazo el agudo problema de la inseguridad pública que ha generado el crimen organizado. Tiene que transparentar todas las acciones del aparato político para cortar de tajo la hidra de la corrupción que ha colapsado las instituciones públicas.
Si se quiere recobrar la paz social y el estado de derecho, tiene que actuar con eficiencia, pulcritud y dar pormenores de los grandes temas que ha soslayado a los veracruzanos, por omisión o comisión: seguimiento de la cofradía duartista que desviaron 45 mil millones de pesos del erario federal.
Si no están en prisión porque no se ha informado en qué estado se encuentran las carpetas de la Fiscalía General de la República; los jineteos y desviación de los dineros públicos federales del gobierno del panista Miguel Ángel Yunes Linares qué suerte tuvieron.
La detención de los pilotos (dos) en junio de 2018 de una aeronave que se estrelló en Venezuela y que laboraban para el gobierno de Veracruz, con vínculos del Cártel de Sinaloa, no se conoce que causas o razones motivaron que, en la cresta del conflicto, no haya declarado el ahora exgóber panista y porque a la fecha no se ha emitido una declaración oficial.
¿Por qué las licitaciones públicas no han incluido a las compañías de grúas que prestan sus servicios para la SSP-Dirección de Tránsito que se había ofrecido transparentar? Por qué los arrastres de los vehículos al corralón ¿las empresas no expiden recibos oficiales? Una cosa es la teoría del discurso oficial cuitlahuista y otra es la praxis. Seguimos con el síndrome de la retórica asimétrica.
La omisión o comisión son sinónimo de corrupción. ¿Cuánto tiempo seguiremos en Veracruzlandia? ¿Hasta cuándo combatirán la ceguera oficial? ¿Bajarán de la nube que andan?
Comentarios a gau41@hotmail.com
@12horasver


Leave a Comment

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>