Categorias

Asuntos Públicos – Transición de gobierno: combate a la vista

miyuliamlo

Eduardo Coronel Chiu

Transición de gobierno: combate a la vista

Para el gobernador saliente, Miguel Ángel Yunes, no solo la lucha sigue –como arengó en su discurso de aceptación de los resultados electorales para gobernador en el que fue derrotado junto con su hijo Miguel Ángel Yunes Márquez, el candidato fallido del Frente PAN-PRD-MC–, sino que está provocando el inicio de una guerra contra Morena, el grupo triunfador de las pasadas elecciones en Veracruz y el país.
Las posiciones opuestas ya manifestadas sin que haya visos de conciliación, anticipa el choque inminente, perfilan una transición de gobierno conflictiva que podría extenderse al inicio del próximo gobierno.
Rechazan yunismo sin Yunes
El gobernador electo Cuitláhuac García, al igual que otros actores del partido Morena, el dirigente estatal Manuel Huerta y el diputado local Amado Cruz Malpica, rechazan la pretensión del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares de blindar su salida, cual émulo del modelo fracasado de Javier Duarte –imponer un paquete de nombramientos en el congreso, hoy de mayoría panista–, con 12 magistrados del Poder Judicial y otros funcionarios del sistema anticorrupción. El objetivo político es evidente; reforzar las posiciones que dejará en la Fiscalía General, el Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) y el Tribunal de Justicia Administrativa, además de mantener el control del Poder Judicial del Estado durante los próximos 10 años. Si no pudo Yunes instaurar su monarquía a través de su principito, su recurso de última hora ante la derrota electoral es acotar al próximo gobierno con sus cuadros heredados, hacer el contrapeso partidista, ejercer un yunismo sin Yunes.
Juego abierto
Ayer mismo, el gobernador electo Cuitláhuac García, en una entrevista en radio, fijo su postura de no aceptar el madruguete de los nombramientos que busca Yunes en el Congreso del Estado, aprovechando que cuenta con la mayoría de diputados del PAN. Todavía Cuitláhuac exhortó a los actuales diputados que no voten los nombramientos y dejen los elija la próxima legislatura, que resistan las presiones de Yunes y reconozcan la nueva composición de poder que emerge de las elecciones. Comparó la intentona de Yunes con la que buscó Duarte tras su derrota en 2016, recordando la revocación de nombramientos y reformas, aunque no adelantó cuáles serían las acciones en caso de consumarse el plan de Yunes. Pero se advierte que no se quedaría pasivo y no se descarta que en una guerra abierta no buscarán los refuerzos del Gobierno Federal moreno a partir del 1 de diciembre.
El propósito evidente de Yunes no se puede ocultar en un formalismo legal. Ayer Yunes confirmó en mensaje falaz que ejercerá las facultades de propuesta de magistrados por la insistencia del magistrado Edel Álvarez Peña, el apremio que vive el Poder Judicial de cubrir las plazas para garantizar “justicia pronta y expedita”, como si Edel no fuera su aliado y socio de los negocios del Poder Judicial, su subordinado político, y el desmantelamiento de magistrados –barrieron a 23– hubiera ocurrido de manera casual y no deliberada como lo hicieron. Tampoco hay ingenuo que crea que no tiene injerencia en los nombramientos de los demás funcionarios –el fiscal anticorrupción, los contralores de órganos autónomos y del Congreso y del comisionado del Instituto de Acceso a la Información (IVAI)–, como si alguien ignorara de la dependencia y sumisión del congreso del estado a sus directrices.
El congreso del estado, campo de la lucha
No entró ayer el asunto de los nombramientos a la orden del día de la sesión ordinaria del Congreso, no hay aún consensos en la Junta de Coordinación Política; pero los diputados agentes de Yunes en la legislatura, obviamente los del PAN y algunos del PRI, ya doblados, claman la legitimidad de aprobarlos, con el rechazo de la bancada de Morena, ahora minoritaria.
Aunque ayer tampoco alcanzó la mayoría calificada la reforma constitucional en segunda vuelta para congraciarse con grupos conservadores de tintes religiosos que buscaban establecer un modelo moral de familia –las bancadas del PAN-PRD y sus adheridos sumaron 32 votos, les faltaron 2–, no significa que no puedan cooptarlos para planchar los polémicos nombramientos. La lucha sigue y en los próximos días se verá si consiguen los votos que les faltan para atacar y tomar las plazas objetivo, conforme el plan de blindaje de Yunes.
Yunes en el besamanos a AMLO
Se presentó Yunes con la careta “institucional” ayer a la reunión de la Conago con el virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, se le vio solícito y servil para saludar al “señor presidente” AMLO, al que llamaba loco, desequilibrado, mantenido de Duarte, y retaba a debatir públicamente cada vez que venía a Veracruz. AMLO no hizo mayor comentario de Yunes, se centró en el protocolo del compromiso con los gobernadores de trabajar de común acuerdo, por encima de diferencias partidistas, ensayando su nuevo rol público de jefe de estado. Pero seguramente sabe de las maquinaciones de Yunes para blindar su salida. No trabajarán juntos el día que AMLO rinda protesta como Presidente de la República, el 1 de diciembre; Yunes será ex gobernador. Algún mensaje debe tener que en la foto oficial que se tomaron los 32 gobernadores con AMLO, a Yunes lo mandaron a gayola, perdido en la última y más lejana fila.


Leave a Comment

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>