Categorias

Asuntos Públicos – Más Choco que Jarocho

Eduardo Coronel Chiu

Hágase la luz (más barata) y la luz se hizo con la tarifa más baja, pero solo para Tabasco; alguna ventaja debían gozar los tabasqueños al tener a su hijo predilecto como todopoderoso Presidente de la República.
En materia de adeudos y tarifa por consumo de energía eléctrica quedó muy bien el presidente Andrés Manuel López Obrador, pero solo con Tabasco, su estado natal. Cumple allá no solo su promesa de campaña, bajar la tarifa, sino también su vieja demanda del movimiento negativa pago de la luz que encabezó en el lejano 1994. El gobernador de Tabasco, Adán Augusto López Hernández (del partido Morena como él y como el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García), informó a sus gobernados la buena nueva: obtuvo de AMLO la condonación de 11 mil millones de pesos, suma adeudada por Tabasco, cuyos habitantes no pagaron la luz a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) durante casi 15 años, borrón; y además, a partir de ahora, cuenta nueva, redujo su precio al más bajo posible.
Sin embargo, con su decisión discrecional, si se quiere justa para los tabasqueños, AMLO rompe con principios de igualdad y justicia con los demás estados; en lo que nos atañe, afrenta al estado de Veracruz, una entidad que no obstante ser generadora de electricidad –una Planta Nucleoeléctrica en Laguna Verde y otra Termoeléctrica en Tuxpan– no ha sido atendida por años en sus reclamos, solicitudes y movimientos para que la CFE reduzca las tarifas de luz.
El choco-jarocho, como gusta llamarse aquí AMLO para ostentar sus raíces bi-estatales, en materia de energía –el borrón y cuenta nueva con la CFE y la construcción de la fantástica refinería de Pemex en Dos Bocas, Tabasco–, demuestra, sin duda, que es mucho más Choco que Jarocho.
El senador Ricardo Ahued llena el vacío
No obstante pertenecer al mismo partido del presidente AMLO, el senador de Morena por Veracruz, Ricardo Ahued, sacó la cara por el estado. Si bien se congratuló con logro del estado vecino de Tabasco, exigió al presidente un trato igual para Veracruz, recordando que aquí también ha habido luchas y persiste la demanda de diversos sectores de la población para reclasificar las tarifas de pagos de luz. Veracruz, no menos que ningún otro estado, no es plato de segunda mesa, no me voy a quedar callado, sostiene Ahued en su declaración oportuna, digna y coherente distribuida ayer en video por redes sociales.
Expresando los intereses de Veracruz como representante popular en la demanda de reducción de las tarifas de la CFE, llena Ahued el vacío del gobernador Cuitláhuac García y de la secretaria de Energía, Rocío Nahle, senadora con licencia del estado. La subordinación de éstos al liderazgo paternal de AMLO les impide exigir, como debieran, la igualdad de trato tabasqueño. O todos coludos o todos rabones. Esperemos que algo se logre. Pero ya nos dimos cuenta de las preferencias y discriminaciones.
El pequeño PRI que quiere crecer
El PRI estatal estrena dirigencia. Marlon Ramírez asumió ayer como presidente del CDE en las peores condiciones desde que el histórico partido dominante fue echado del poder político del estado; casi borrado de la escena política, tras dos elecciones perdidas de gobernador y de legislatura en 2016, y 2018, y reducido en las municipales en 2017.
Condenado por las circunstancias a estar fuera del poder local y nacional, el PRI, lo queda de él, enfrenta el desafío de actuar en la oposición e intentar su recuperación, frente al hoy hegemónico partido Morena, el cual empieza a experimentar el desgaste de ejercer el poder.
En el discurso, tanto de Marlon como de la actual presidenta Claudia Ruiz Massieu, ella en vías de entregar el mando partidista, se colocaron como oposición crítica para eventualmente construir una alternativa política. “Ni callados ni de rodillas”, tronó Marlon en su toma de posesión. Ofreció que el PRI será referente ante la improvisación, nula capacidad y displicencia que a su juicio, caracterizan al actual Gobierno del Estado. La prueba de fuego serán las elecciones intermedias de 2021, cuando se renueven las diputaciones federales y la legislatura local y los ayuntamientos. De entrada tendrá que ver Marlon el reacomodo de la militancia y liderazgos, después de la división que dejó la reciente competencia interna, como es sabido, varios de los perdedores ya pintaron su raya. Ya se verá su actuación y sus resultados en la titánica labor de levantar y hacer crecer a un partido que se acostumbró a vivir subsidiario de la estructura de poder institucional del estado.


Leave a Comment

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>