Categorias

Asuntos Públicos – Hipersensible a la crítica

Eduardo Coronel Chiu

Las más recientes comunicaciones públicas del gobernador Cuitláhuac García, tanto las directas en declaraciones, en conferencia de prensa, como en sus redes sociales, lo muestran irritado y dolido por la crítica y cuestionamientos a su gestión y la de sus más cercanos colaboradores.
Pareciera que se le llenó ya su almacenaje de tolerancia –y eso que lleva apenas 6 meses– con el acumulado de episodios que le han cuestionado, desde la falta de resultados contundentes para contener la violencia delictiva, sus improvisados funcionarios de primer nivel, hasta las varias adquisiciones de bienes y servicios, que cada vez suman más, adjudicadas en directo, sin licitación pública ni invitación de cuando menos tres proveedores.
Evasivo por lo general en sus respuestas, el gobernador había escurrido el bulto, responsabilizando al Fiscal de la impunidad, saltando de la compra de las patrullas, reservando la información, a la de medicinas (mal ayudado por el doctor “no hay chile que les embone”) y de los alimentos para penales, pero lo que parece haberlo descontrolado es el asunto del nepotismo en su gobierno.
El nepotismo
No es nuevo el tema del señalado conflicto de interés en el nombramiento de familiares en el actual gobierno. Incluso la secretaria del Trabajo nombró a los suyos en su dependencia, pero lo enmendaron, otros secretarios, entre ellos el de Salud, igualmente fueron acusados de la misma falta administrativa. Hasta hay el nepotismo cruzado, con varios ejemplos conocidos, el cual pese a que bordea la estricta legalidad, deja la presunción de los favores intercambiados.
Pero vista su reacción, lo que realmente impactó al gobernador Cuitláhuac es que el rumor local de que es su primo Eleazar Guerrero Pérez, subsecretario de Finanzas y Administración, a quien se le atribuye el manejo de los contratos gubernamentales, escaló al propio presidente Andrés Manuel López Obrador; primero se lo soltaron en su última gira y luego lo reventaron en una mañanera.
Confrontado en público con sus políticas de no corrupción, que incluye al nepotismo, AMLO se vio forzado, y si bien volvió a meter las manos por la honestidad de Cuitláhuac, puso a éste en la incómoda situación de dar una explicación.
Ya es de todos conocida la pintoresca respuesta del gobernador Cuitláhuac y su leyenda familiar que invoca a su difunta abuelita, en cuya vida privada él no se mete y al remoto pasado en el que los García y los Guerrero comenzaron a llamarse “primos” sin haber parentesco consanguíneo, eso dijo, visiblemente nervioso y trastabillante, que algunos suponen es su estilo como orador.
De la indiferencia a la queja
Pese a que Cuitláhuac durante su campaña electoral recibió un buen trato de los medios de comunicación, sobre todo del amplio sector de los relegados y hostilizados por el gobierno de Yunes, desde que asumió el Poder Ejecutivo no procuró cultivar la buena relación –como no lo ha hecho ninguno de sus colaboradores–, pasó de la indiferencia en sus primeros meses a la queja y la atribución de servir a intereses “oscuros” que ahora identifica con los enemigos de la 4T.
Hace unos días refirió que “mediáticamente se nos ha querido torpedear”, aunque de dientes para afuera dijo también: “están en su derecho los periodistas”, y agregó que era porque antes no “se les permitía cuestionar” (??).
Más reciente, en un mensaje de Facebook el domingo, arremete contra sus críticos. El matiz de algunos es solo retórico: “los ataques a su gobierno se ciegan –declara– ante el verdadero cambio y se niegan a ver lo que los Yunes y los Duartes abandonaron por llenarse las bolsas de dinero”. “Pero su coraje y sus ataques son entendibles”, dice, “no soportan… que les pusiera un alto”.
A sus detractores y críticos sin razón (¿concede la razón a alguna crítica?) “les duele que se atienda al pobre y al niño indígena con el dinero que se iban a robar”… para rematar, con apoteosis de mitin de campaña con la raza: “¡Lástima Margaritos, la 4T llegó para quedarse!
En su momento de mayor desgaste de imagen, cuestionamientos por falta de resultados, opacidad y discrecionalidad en el uso de los recursos públicos, no se ve que el gobernador tenga algún plan de vinculación y acercamiento con medios, como tampoco en la observancia más pulcra de la legalidad. Si no hay una política de comunicación social con los medios impresos y digitales, donde se practica un periodismo que sin que pueda decirse es un modelo de ética, en cierta medida se atienden los criterios de comprobación o presunción de información a través de las fuentes, mucho menos para incidir en las redes sociales que por sus características están sueltas. La comunicación social es otro vacío el gobierno.
Cambios en la Sefiplan, el funcionario “primor” firme
La filtración oficial confirma los cambios rumorados. Está entregando Pavel Pazos Rincón como secretario de Egresos, lo sustituirá el actual secretario de Ingresos, Ricardo Rodríguez Díaz, quien a su vez será reemplazado por el actual director de Inversión Pública, Osvaldo Solorzano Romero.
Mientras que el famoso Eleazar Guerrero sigue firme como subsecretario de Finanzas y Administración, “porque la autoridad considera que no existe ninguna violación a la ley”, además de que ha recibido el respaldo total del gobernador Cuitláhuac García Jiménez (veáse la tesis abuelita).


Leave a Comment

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>