Categorias

Asuntos Públicos – Déjà vu de la basura xalapeña

Eduardo Coronel Chiu

La falta de previsión del alcalde de Morena en Xalapa, Hipólito Rodríguez, de las consecuencias del conflicto legal que sostiene con la empresa Veolia, antes Proactiva, concesionaria del relleno sanitario localizado en El Tronconal, y la carencia de alternativas para el depósito de la basura de la ciudad hicieron crisis otra vez.
Como ocurrió en octubre del año pasado, desde ayer, el municipio de Xalapa no tiene donde arrojar los desechos recolectados, 400 toneladas del día que permanecen en la carga de los camiones de Limpia Pública a la espera de que encuentren algún sitio para depositarlos.
Cada una de las partes expone sus alegatos, pero el problema es para la población que tendrá que dejar la basura en casa hasta en tanto el ayuntamiento ofrezca una solución, que anoche aún no tenía.
La empresa concesionaria decidió ayer cerrar el acceso al relleno sanitario para los camiones de Limpia Pública en protesta a la falta de pagos desde hace más de un año, argumentando que el ayuntamiento les debe a la fecha 31 millones de pesos y que no hay diálogo con ellos.
Por su parte, el ayuntamiento, como si le hubiera caído por sorpresa el cierre del basurero, y la empresa estuviera obligada a dar el servicio sin contraprestación, en su comunicado responsabiliza a esta empresa “de los problemas sanitarios que se generen al negar a la ciudadanía su derecho sobre el predio municipal que ocupa para el relleno sanitario”. En el mismo documento remiten a los juicios que enfrentan desde que decidieron en abril de 2018 extinguir la concesión, como si estos fueran un justificante del problema. Y finalizan con un exhorto desalentador, piden a los habitantes de Xalapa “su apoyo ante esta contingencia, resultado de los intereses de una empresa transnacional que ha causado tanto daño a nuestro municipio”. Prueba de que no tienen una alternativa es el llamado a estar pendientes de las medidas “que en su oportunidad anunciaremos”, ¿cuándo?
Costo de malas decisiones
En la pasada crisis de octubre, la administración de Hipólito exhibió su improvisación en el tema de la basura. Canceló la concesión y descartó el relleno sanitario de El Tronconal sin tener una solución; todas las medidas alternas han fracasado, pretendió adjudicar el servicio a nuevas empresas, ya de las suyas, habilitó a una empresa de Coatepec, intentó reabrir otro basurero en Pinoltepec, quiso llevarla a Veracruz, al poblado El Castillo y al municipio de Villa Aldama, en todos los sitios hubo protesta de la población y negativa de los alcaldes. Tuvo que regresar a El Tronconal con la empresa en conflicto, la que ayer lo volvió a poner en jaque.
El problema no es que Hipólito haya rescindido la concesión y combata los “intereses trasnacionales” que hacen daño a Xalapa. El problema del alcalde que nos traslada es su falta de previsión y de alternativas, como alcalde está obligado a garantizar la continuidad y eficacia del servicio de Limpia Pública, desde la recolección hasta el desecho de la basura. A ver cuánto les tarda resolver el problema y a qué costo; la basura no aguanta mucho en casa.
Conmemoración 500 años, sin disculpa
La conmemoración de los 500 años de la fundación del Ayuntamiento de Veracruz y de la llegada de los conquistadores de España, eventos programados en el estado para el próximo mes, ha dado un giro después del inesperado incidente diplomático con España.
La ocurrencia del presidente Andrés Manuel López Obrador de exigir al Rey de España una disculpa pública por las matanzas y opresión a los “pueblos originarios” durante la conquista del territorio que hoy es México, y el rechazo de los españoles por considerarla anacrónica, superada e improcedente, tensó las relaciones entre ambos países. Sus actores políticos y opinión pública desfogaron odios raciales y exaltados nacionalismos pese a tratarse de un tema sin trascendencia material, puramente simbólico, emocional e ideológico, en nada altera la historia y el presente un acto protocolario de disculpas por hechos ocurridos hace 500 años.
Dice AMLO que se exageró el tema y es cierto, pero los mensajes de un Presidente de la República tienen por su investidura precisamente esa amplificación. No habrá fricciones diplomáticas con España, dice AMLO, pero por lo pronto ya anunció que no participará en los eventos conmemorativos de los 500 años “hasta que no se disculpe el Rey de España”.
¿Cancelará el Gobierno del Estado?
¿Cómo queda esa línea para el Gobierno del Estado? Si bien ya había no una sino dos organizaciones paralelas de estos eventos, explicables por la enemistad política partidista, por un lado el ayuntamiento de Veracruz, del PAN, presidido por el hijo de Miguel Ángel Yunes, y por el otro el Gobierno del Estado, de Morena, llevaban su propia agenda. Los panistas seguramente seguirán su plan, por lo que la pregunta es ¿cuál será el papel que tendrá el gobierno de Cuitláhuac García? Ajenos a la súbita exposición por parte de AMLO de presuntas heridas históricas abiertas, acá intentaban acciones institucionales, aunque segregadas del gobierno municipal panista de Veracruz. Como gobernador electo, Cuitláhuac se reunió con un responsable de la conmemoración. Incluso con la participación de la esposa de AMLO, Beatriz Gutiérrez; asimismo, la primera gira de paseo de la secretaria de Turismo, Xóchitl Arbesu, fue a España, junto con un grupo de alcaldes, con el propósito de impulsar la conmemoración de los 500 años de Veracruz y el hermanamiento entre municipios veracruzanos y alcaldías españolas. También en la cartelera del Gobierno del Estado, “como parte de los festejos”, se realizó hace unos días el encuentro “alcaldes con alcaldes” que presidió el secretario de Gobierno, Eric Patrocinio Cisneros, en el municipio de Alvarado, rincón playero favorito de los Morenos. En el acto estuvieron presentes los alcaldes españoles de Yepes, de Toledo y Portúgos.
¿Seguirán la promoción del hermanamiento con los gachupines?, ¿cancelará el Gobierno del Estado toda participación hasta que no se disculpe Felipe IV por los agravios a los “pueblos originarios”? La promoción turística se volvió innecesariamente guerra ideológica. Exageran, diría AMLO, El Exagerado.


Leave a Comment

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>